Tratamientos de la ansiedad en Alicante

Psicóloga atentiendo a un paciente

Tratamientos

La Consulta Psicológica Rosa María Gómez Aránega ofrece tratamientos y ayuda psicológica como terapia individual, de pareja, para el fracaso escolar, las depresiones, la ansiedad, la falta de autoestima, entre otros. Asimismo, pone a su disposición tratamientos de somatizaciones:
  • Bioenergética: cuerpo-mente.
  • Dolores de espalda, lumbalgias.

Le ayudará a desarrollar sus habilidades sociales y a encontrar una solución a sus problemas de estado de ánimo, de ansiedad y de pareja, y para ello, le ofrece el asesoramiento que usted necesita:

Habilidades sociales

¿Qué son las habilidades sociales?

Se trata de un conjunto de capacidades de actuación aprendidas y que se manifiestan en situaciones de interacción social.

Comprenden tanto componentes conductuales como cognitivos y psicológicos. Ejemplos bien conocidos de habilidades sociales pueden ser: hablar en público, pedir aumento de sueldo al jefe, saber decir "no", dirigirse a otra persona del sexo opuesto para entablar conversación, etc.

¿Cómo podemos saber que tenemos un déficit de habilidades sociales?

Cuando encontramos dificultades para realizar alguna de estas actuaciones de interacción social.

¿Por qué se mantiene el problema?

El déficit en determinada acción social se mantiene, ya que debido a la ansiedad que nos produce, evitamos intentar vencer la dificultad.

¿Puede ser la psicoterapia efectiva para desarrollar las habilidades sociales?

La terapia cognitivo-conductual en sus modalidades individual o grupal ha demostrado ser la primera elección para instaurar habilidades nuevas o conductas alternativas por medio del aprendizaje.

Problemas del estado de ánimo

¿Qué es la depresión? 

La depresión consiste en un estado de ánimo bajo que provoca un malestar significativo, así como un deterioro social en el individuo que la padece y no es debida a una enfermedad o alteración fisiológica ni como consecuencia de un periodo de duelo, en estos últimos casos el bajo estado de ánimo sería considerado como normal.

Los trastornos del estado de ánimo se diferenciarían de las reacciones normales de euforia y tristeza en cuatro aspectos:

  • Mayor intensidad de la alteración del estado de ánimo.
  • Su mayor duración.
  • La presencia de otros síntomas clínicos no habituales.
  • El impacto sobre el normal funcionamiento del individuo.

Las manifestaciones clínicas de la depresión podrían resumirse en:

Tristeza, llanto, baja autoestima, sentimientos de inutilidad, pérdida de interés por las cosas, ideas autoinculpatorias, pesimismo, ideas de muerte y suicidio, pérdida de memoria, pérdida de atención y concentración, retardo psicomotor, pérdida de interés por el cuidado personal, pérdida de peso, pérdida de apetito, trastornos del sueño, dificultades de erección, disminución de la libido, amenorrea, entre otros.

¿Cómo se produce la depresión?

Uno de los modelos más influyentes a la hora de explicar el proceso de la depresión es el de Beck. Según este modelo las depresiones serían consecuencia de distorsiones que se producen en la forma de procesar la información que nos llega del exterior.

Según esto tras un acontecimiento negativo, los depresivos tenderían a valorar en exceso dicho acontecimiento, pasando a considerarlo irreversible (imposible de cambiar), frecuente y global (tríada cognitiva de la depresión).

El mantenimiento de la depresión estaría provocado por varios elementos:

  • Visión negativa de uno mismo, el mundo y el futuro:
Los individuos con depresión se autoperciben como incapaces, inútiles y socialmente incompetentes, viendo el mundo negro y sin esperanza.
  • Pensamientos negativos automáticos:
Son pensamientos del tipo "soy inútil", "soy desgraciado", "no le preocupo a nadie", que el paciente se repite una y otra vez hasta que llega un momento en el que se automatizan.
  • Errores sistemáticos en la percepción y el procesamiento de la información:
Los individuos depresivos interpretan las situaciones de forma negativa, mostrando una elevada tendencia a sentirse rechazados por otras personas cuando en realidad esto no ocurre.

¿Es la psicoterapia efectiva en el tratamiento de la depresión?

La eficacia de la terapia cognitiva-conductual es similar o superior a la de los fármacos, y la combinación de terapia y psicofármacos, es superior a la de estos últimos por separado; pues carecen de efectos secundarios y el número de recaídas es menor que las que se producen en pacientes que solo utilizan psicofármacos; logrando que esta sea una útil herramienta para el tratamiento de la depresión.
El objetivo de las terapias cognitivas es el aprendizaje en consulta de conductas adaptativas, para posteriormente incorporarlas en la vida cotidiana del paciente.

Problemas de ansiedad

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una respuesta subjetiva de temor, cuya característica más importante es su naturaleza anticipatoria, es decir, la respuesta de ansiedad tendría la capacidad de anticipar o señalar un peligro o amenaza para el propio individuo.

Esta característica le confiere un papel funcional a la ansiedad, tendría una utilidad adaptativa, ya que, prepararía a nuestro organismo para afrontar algún peligro, sin embargo, cuando la ansiedad se dispara ante situaciones o estímulos que no suponen un peligro real para el individuo, esta se convierte en desadaptativa y nociva (ansiedad patológica).

La ansiedad se experimenta a través de tres formas:

  • A nivel cognitivo el individuo experimentaría miedo, pánico, alarma, inquietud, preocupación, aprensión, obsesiones, pensamientos
    intrusivos, etc.

  • A nivel fisiológico: a este nivel se produce un incremento en el nivel del sistema nervioso simpático que puede reflejarse en una serie de cambios (sudoración, temblor, dilatación pupilar, palidez facial, tensión muscular aumentada, aceleración cardíaca y respiratoria, sequedad en la boca, agitación, etc.).

  • A nivel conductual: en este nivel el individuo puede presentar cambios en la expresión facial que no pasan desapercibidos, aunque las respuestas más llamativas son las de escape y evitación, respuestas desadaptativas, que aunque si bien en un primer momento suponen un alivio para el individuo, a la larga supondrán un aumento del nivel de ansiedad cada vez que se exponga a estas situaciones.

¿Qué podemos hacer si experimentamos estos síntomas?

Si experimentamos o hemos experimentado algunos de estos síntomas ante ciertas situaciones, un psicólogo puede ayudarnos a superar nuestro problema  a través de tratamientos de la ansiedad,  ya que la terapia psicológica cognitiva-conductual es la que ha demostrado mejores resultados en el tratamiento de la ansiedad. Esto unido a que carece de efectos secundarios y de contraindicaciones, así como de tratar los tres niveles de respuesta de la ansiedad anteriormente señalados (al contrario de los fármacos que solo tratan los síntomas asociados de la ansiedad pero no su base), haciendo que sea la mejor elección entre las disponibles.

Terapia de pareja

Cuando la relación con nuestra pareja empieza a deteriorarse, y no vemos clara una salida, es el momento de acudir a un profesional para que nos ayude a solucionar nuestros problemas.

Para que la terapia de pareja resulte efectiva es necesario que los dos miembros estén motivados a realizar ese cambio que ayude a salvar la pareja; así mismo es importante no demorarse a la hora de buscar ayuda.

¿En qué consiste la terapia de pareja?

En la primera entrevista se procede a hacer una evaluación pormenorizada de todas aquellas facetas que intervienen en la interacción de pareja, como pueden ser: comunicación, demostraciones de afecto, relaciones sexuales, filosofía de la vida, economía y gastos, educación de los hijos, tareas domésticas, entre otras.

Una vez realizada esta exploración se procede a entrenar a la pareja en aquellas habilidades cuyo déficit está incidiendo negativamente en la interacción entre los miembros de la pareja, como puede ser: habilidades de comunicación (aprender a expresar sentimientos, hacer peticiones, etc.) y habilidades de solución de problemas (las parejas felices no son aquellas que no tienen problemas si no aquellas que saben gestionarlos adecuadamente).

¿Cuántas sesiones son necesarias? ¿Cuánto dura cada sesión?

La duración de la terapia depende de muchos factores entre los que destacan el capital emocional que todavía queda entre los miembros de la pareja y el grado de compromiso y motivación que ambos presenten con respecto a la terapia.

Las sesiones suelen durar en torno a una hora y media a excepción de la primera que puede llegar a tener una duración algo mayor.

¿Es efectiva la terapia de pareja?

Los datos clínicos nos indican que alrededor del 75 % de las parejas experimentan una mejoría significativa después de haber acudido a terapia, por lo cual la efectividad de esta está lejos de toda duda, no obstante, no podemos "vender" la terapia como una panacea, ya que es necesario que los dos miembros estén auténticamente motivados para realizar los cambios comportamentales necesarios en pro de una mejoría sustancial.